Todas nuestras actividades rutinarias se han visto afectadas por la amplitud de servicios que ofrece el internet, y en especial, la masificación de aplicaciones en tu pc de escritorio,así como, en tu celular. No es de extrañar que una actividad como la intermediación financiera también se vea impactada por el alcance de la web y sus beneficios, como es el caso de la Tarjeta Revolut, un instrumento al alcance de tu mano, simple y gratuito, que ahora está disponible para llevar el control de tus finanzas.

Para empezar, el servicio de Revolut, requiere apertura una cuenta como si se tratase de un banco. La novedad es que puedes hacerlo en línea y, luego, obtener y disfrutar de tu tarjeta Revolut gratis, que es el instrumento para canalizar las operaciones de manera tradicional.

También puedes transferir y recibir pagos en su cuenta en línea, desde tus otras cuentas o afiliando una tarjeta de crédito, por lo que no hay de qué preocuparse de cambios en tu rutina, porque podrás pagar sin problema en establecimientos porque funciona como una tarjeta de débito, con lo cual disfrutas de los beneficios de la banca tradicional sin engorrosos trámites. Además de ello, usando la aplicación, puedes llevar un monitoreo de tus gastos en tiempo real, pudiendo establecer presupuestos y limites a los consumos para ayudarte con el control de tus erogaciones.

Si fuera poco, al viajar al extranjero puedes disfrutar con seguridad de la tasa de cambio de divisas más conveniente debido a su actualizada plataforma en línea y, de aquí el beneficio: sin tener que pagar comisiones por la operación. Esta ventaja la diferencia de los bancos tradicionales.

Es por ello que, con simplicidad en las operaciones, sumado a una plataforma al día y segura, es lo que la ha vuelto tan popular en el mercado donde ya cuenta con más de 8 millones de suscriptores.